Capitulo 17

Leer Sin Conexión:

I was reincarnated as a Magic Academy!

Capítulo 17: ¿Acabo de esclavizar a una princesa Real?

Parte 1

¡Despertar en el suave pecho de Shanteya era lo mejor! Sosteniéndola tan cerca de mí, con mis manos enredadas a su alrededor, abrazándola como a una suave almohada de cuerpo completo era absolutamente divino. Su redondo trasero también se sentía genial cada vez que mis manos se deslizaban un poco más abajo de lo que deberían. Aunque yo sabía que a ella no le importaría que me dejara llevar por la corriente, restringí mis actos pervertidos de ir demasiado lejos.

Estar en los brazos de Shanteya me hacía sentir calmado, relajado, y en paz. Aunque temía que pudiera perder estos sentimientos importantes una vez que lo hiciera con ella, esa no era la razón por la cual dudaba. Seguramente estaba siendo un tonto, o quizá pensaba en cómo debería hacerlo, pero yo creía que cuando fuera tiempo de hacer esa clase de cosas, el sentimiento de amor debía de ser mutuo. ¿No sería más natural y hermoso que yo sintiera lo mismo que ella?

En efecto, sentía que el lobo dentro de mi hormigueaba para hacerlo, pero mi corazón permanecía vacío cuando se trataba de sentir amor. Quizá esto pasaba debido a que creía que parte de la buena voluntad de Shanteya se debía al vínculo de esclavitud entre nosotros, pero de nuevo, ¿no entraba este en conflicto con el [Vínculo de Confianza]?

Este debate no era un pensamiento reciente. Desde el momento en que Shanteya empezó a dormir conmigo, me estuve preguntando si debería empezar una relación con ella o no. Técnicamente hablando, yo morí en mi vida pasada, así que ya no había nada entre mí y Alina. Incluso si ella reencarnaba en este mundo después de que muriera en la tierra, ojalá que de vejes, no había ninguna garantía de que ella recordaría lo nuestro y trataría de buscarme. Lo más probable era que ella ni siquiera supiera que yo estaba aquí. Además, no estábamos casados en la tierra, sólo estábamos… juntos. Nunca me le propuse… esto era probablemente mi único arrepentimiento de aquel mundo, pero si las cosas iban a continuar de esa manera no hubiera importado mi elección en vida, más bien, si lo hubiera hecho habría sido más difícil para Alina. En ese caso, ella no habría perdido a un novio, sino a un prometido, o quizá un esposo. No habría querido hacerla pasar por algo así y cuando pensaba en ello, mi comportamiento hacía Shanteya y Nanya desde que reencarné en este mundo era realmente irrespetuoso, pervertido, y ciertamente no el de un esposo o amante leal.

Mientras mi mente entraba en conflicto con estos pensamientos, miré a la durmiente Shanteya. Ella lucía tan relajada, como si todo lo que le pasó en el gremio de asesinos no fuera más que un mal sueño.

¿Quizá debería de detener mis acciones pervertidas y actuar como un caballero refinado? Pensé, pero entonces me encontraba enterrando mi cara en su cómodo seno. Cuando haga eso, debería ser la primera señal del apocalipsis…

Para ser honesto, incluso cuando estaba con Alina, yo echaba un vistazo al redondo trasero y las saltarinas Santas Montañas de otras hermosas mujeres. Cuando se trataba de tocarlas, eso ya era otra historia, le era completamente leal.

Cuando pensaba acerca de lo que realmente sentía por Shanteya, era difícil el decir qué es lo que era. Había algo así como un sentimiento de ‘querer’, pero no era ‘amor’. Su aspecto físico era encantador a la vista, con o sin ropa, ni siquiera me importaba el hecho de que no fuera humana. Viéndolo de esa manera, yo era un Dungeon Lord. Cuando se trataba de la excitación que sentía al ver el cuerpo de una mujer, esta existía, pero la reacción se detenía justo debajo de mi ombligo, significando que esta no alcanzaba a llegar hasta abajo. Ni una levantaba la bandera. Esa área era una zona completamente muerta.

El ser impotente era mi mayor temor, pero mientras lloraba en sintiendo lastima por mí mismo, recordé algo de mí mismo. Mi cuerpo REAL era de hecho un GRAN CRISTAL VERDE. No había una bandera ahí… En mi mente interna, lucía como un humano normal, pero se sentía como si no tuviera bien los nervios ahí abajo.

Pensando acerca de la edad, tenía la mente de un adulto, pero el cuerpo de un joven núcleo, no más de un mes de edad o algo así. Si la edad era un factor, entonces, ciertamente era demasiado joven. Aun así… la edad de mi cuerpo no era una razón para que tuviera este corazón extraño, uno que quería y protegía, pero no podía devolver el amor que recibía de otra persona.

¿Estoy roto? Me pregunté mientras miraba a mi linda esclava.

Permanecí pensando acerca de eso por un par de minutos más hasta que Shanteya despertó.

Buenos días, maestro… Dijo ella con una voz dulce mientras abría los ojos y gentilmente robaba mis labios.

Creo que te estas volviendo mejor en esto… Dije después de que ella se alejara un poco.

Es porque mi maestro es el único que acepta mis besos. Cuando estaba en el gremio de asesinos, el beso era considerado el arma más mortal de una mujer. Ningún hombre tocaba nuestros labios, así que… mi maestro es de hecho el primero. Dijo tímidamente.

Parpadeé sorprendido.

¿El primero? Pregunté como un idiota como si no supiera a lo que se refería.

El primero al que deseé ofrecer mis labios y sin ser forzada a tomar su vida. Me dijo.

Sonreí y la besé de nuevo. Ella cerró sus ojos y aceptó mis labios.

Shanteya… Dije mientras me alejé un poco.

¿Sí, maestro? Ella sonrió.

¿Sabes a qué edad el núcleo de un calabozo o un Dungeon Lord es considerado un adulto? Pregunté.

¿Adulto? Creo que no lo entiendo, maestro… Me dijo frunciendo el ceño.

¿Cuándo maduran sus cuerpos? Erm… ¿Cuántos años deben pasar desde que un calabozo nace hasta que llega su ceremonia de edad? ¿Cuándo son lo suficientemente viejos para conducir o poder emborracharse?Pregunté pensando que la último era más como una referencia de mi mundo anterior. Como nota alterna, mi dieciochavo cumpleaños en ese entonces lo pasé en una cama de hospital gracias a una apendicitis.

Hm, no creo que tenga que ser de una cierta edad para conducir un carruaje, montar, o volar, sólo necesita ser lo suficientemente alto para alcanzar la silla, sin embargo, creo que los calabozos bajo ‘Ancestral’ se cree que son maduros, o al menos que representan un reto, cuando son al menos nivel 75 y tienen cerca de veinte pisos para ofrecer en su calabozo. Si nos guiamos por estos términos, ¿mi maestro sería considerado joven? Me dijo y me dio palmaditas en la cabeza al igual que uno haría con un niño.

Ugh… Yo sólo tengo 2 pisos, y no he visto mi nivel desde que empecé a construir hace dos semanas… hundí mi cabeza en sus pechos. Eran cómodos.

¡No se preocupe, maestro! ¡Con sólo dos pisos, su calabazo es lo suficientemente fuerte para enfrentarse a aventureros de rango ‘Emperador’! ¡Yo pienso que usted ya es un reto, maestro! Ella me dijo con una brillante sonrisa.

Gracias, ¿eso creo? Contesté.

Entonces, maestro, me retiraré por ahora a supervisar a los profesores.Me dijo y me libero de su abrazo.

Iré a ver los daños que hicieron a mi calabozo… ¿Dos pisos he? ¿Me pregunto si en términos de calabozos aún soy un niño? ¿Quizá eso es el por qué? Pensé mientras liberaba a Shanteya de mi Mente Interna.

Inclinándose respetuosamente, mi linda el’doraw se fue, y yo volé fuera de mi cuerpo de cristal.

Esto es frustrante… Pensé mientras me mantenía pensando en mi situación actual. De cualquier modo, ¿Por qué me preocupan mis relaciones personales de mi vida pasada? ¡Se suponía que este sería un nuevo comienzo! Me quejé en mis adentros.

Deteniéndome en medio del aire, miré hacia la academia y miré a los estudiantes atendiendo felizmente de sus propios asuntos, Tuberculus se dirigía a los dormitorios junto con Paladinus, que seguía riéndose de él. Las cosas parecían haber vuelto a la normalidad, pero más importante aún, ni uno de ellos tenía una vida pasada de la cual preocuparse.

Les tengo algo de envidia… Pensé y dejé salir un largo suspiro.

En vez de dirigirme a mi calabozo, miré al escenario que tenía atrás y traté de relajarme, para aclarar mi cabeza un poco. Ir a trabajar con la mente llena de problemas nunca ha sido una buena idea. Un trabajo de baja calidad era el resultado más común.

Cuando las clases iniciaron, yo aún estaba ahí. Todos los estudiantes se reunieron dentro para participar en las lecciones. Me preguntaba cómo iban a enseñar Rufus y Angius luciendo de esa manera.

Acercándome al edificio y echando un vistazo a sus clases, miré a los estudiantes absteniéndose por muy poco de carcajearse, especialmente de la mono-ceja de Angius. Paladinus usó una tinta muy difícil de lavar. Hablando de eso, Tuberculus se tomó un día libre. Dudo que cualquiera pueda mantener una cara seria si miraran a su profesor con una fea mono-ceja y un bigote arremolinado como un villano de los 80s. Por lo menos las clases de Nanya iban bien.

¿Quién podría odiar a la pobre chica? O, mejor dicho, ¿podría alguien tener las agallas para hacerlo? Me pregunté mientras le echaba un ojo.

En ese momento, escuché un adorable tono de violín. Era un gentil toque que yo conocía bien y lo seguí hasta la persona que lo tocaba. La hermosa señorita draconiana estaba ahí. Ella estaba riendo y disfrutando la canción que compartía con la naturaleza vibrante a su alrededor. Incluso los pájaros y otras pocas criaturas le escuchaban. Esto realmente parecía un cuento de hadas, la única diferencia era que la dragona no era la que estaba atacando, sino la que tocaba.

Cuando ella terminó, abrí mi boca y dije: “Eso fue hermoso…”

Ella brincó y miró al rededor atemorizada, sosteniendo su violín contra su pecho. Sus ojos escanearon sus alrededores, pero no había nadie ahí además de mí.

“Lo siento, no quería asustarte…” Dije, y ella parpadeó sorprendida. Ella siguió el sonido de mi voz hacia el cielo claro. “Soy como invisible… No te preocupes, ¡No soy alguien sospechoso! ¡Ah! Espera… eso es exactamente lo que alguien sospechoso diría. Erm, ¡soy el Dungeon Lord que cuida de la Academia Mágica y de ninguna manera un fantasma o asesino! ¡Sólo pregúntale a Nanya! ¡Ella te lo dirá! Erm, también puedes preguntarle a Shanteya, ella es mi esc… sirvienta.” Dije, y casi tenía un desliz de lengua ahí.

La señorita draconiana no dijo ni una sola palabra, sólo parpadeó con sorpresa y miró hacia mí con sus rojos y rasgados ojos.

Me pregunto si la confundí. ¿Quizá se asustó? Yo estaría corriendo y gritando como una niña pequeña si algo así me pasara a mi… Hm, ahora que pienso en ello, incluso desde que llegué aquí estaba inusitadamente calmado con respecto a toda esa cosa de la reencarnación. No soy tan raro… ¿Huh? ¿Qué está haciendo ella? Pensé y me dí cuenta de que ella se inclinó y tomó una pequeña tabla negra del tamaño de una libreta de estudios.

Con un pedazo de gis blanco, ella escribió algo en él y luego me lo mostró.

‘Hola La maestra Nanya ya me había hablado de ti.’ después de un momento, ella lo borró y escribió de nuevo.

‘Ella me dijo que no te temiera, pero que, si robabas mis bragas, le dejara saber.’

¿Robar sus bragas? ¿Por qué lo haría? Ah, Colly Tos… ugh… ¿Qué es lo que Nanya está diciéndole a estas chicas? Pensé.

“No te preocupes… eso fue culpa de un hechizo llamado Co…” Me detuve inmediatamente. “¡Eso estuvo cerca! ¡Whew!” Exhalé aliviado.

La chica empezó a escribir de nuevo.

‘¿Me estabas escuchando tocar?’ Ella levantó la tabla negra hacía arriba y se escondió detrás de ella, asomándose por arriba mientras su cola decorada con un gran listón rosa se enroscaba en frente de ella.

“Erm, sip. Era algo hermoso. ¡Asombroso de hecho! Realmente tienes talento para eso. Bueno, no es la primera vez que vengo por aquí… vengo cada vez que tocas. Encuentro realmente relajante el escucharte.” Confesé, pero no era algo que valiera la pena ocultar.

‘Gracias. Es un poco vergonzoso tocar en frente de otros.’ Escribió.

“¿Por qué? ¡Tienes un verdadero talento ahí! ¡Y eres hermosa también! ¡Dudo que haya algún tonto que no quisiera escucharte tocar!” Le dije, y realmente creía lo que dije. Su manera de tocar el violín no era algo con lo cual se pudiera bromear. Esta podía ganar una infinidad de contiendas y el corazón de muchos amantes de la música clásica.

‘¿Hermosa? No. Tengo cabello y ojos rojos.’ Ella escribió rápidamente, pero ya había mirado sus mejillas tomar un color rosado. Ella estaba avergonzada.

“¡De hecho encuentro esas características algo atractivas! ¡Hahaha!” Dije con una sonrisa.

‘Eres raro.’ Ella escribió.

“¿Quizá? Pero, de cualquier manera, ¿Por qué no hablas?” Pregunté con curiosidad.

Ella estaba a punto de escribir algo, pero rápidamente lo borro.

“Si no quieres decirme, está bien.” Le dije, no quería forzar a la pobre chica.

Ella negó con la cabeza y entonces escribió su mensaje.

‘Estoy maldita. Si llego a hablar, sentiré un dolor terrible.’

Leí el mensaje y miré hacia ella por un buen rato.

¿Qué pasa con la gente de este mundo y las maldiciones de silencio? Me pregunté.

‘Gracias por escucharme tocar. Puedes volver de nuevo.’ Me dijo y entonces guardó su violín cuidadosamente.

Ahora que lo miraba con más cuidado, no era una pieza cara, sino algo más bien simple y desgastado. Aun así, podía decir que era un tesoro. Ella lo trataba cuidadosamente al igual que uno lo haría con el más valioso y frágil tesoro.

“Espera…” Dije cuando la miré a punto de irse.

Ella levantó su cabeza y miró hacia donde yo estaba.

“Quizá pueda ayudarte con esa maldición… ¿Me dejarías intentarlo una vez?” Pregunté.

Después de poner el estuche del violín en el suelo, ella escribió en su tabla negra: ‘Gracias, pero yo sé que es imposible de remover. Mi padre ya lo intentó, pero no lo logro’

“* Suspiro *, bueno… puedo entender el motivo por el que dudas, sin embargo, ¡tengo una prueba! ¿Conoces a Shanteya, mi sirvienta?” Le pregunté con una gran sonrisa en mi cara invisible.

Ella asintió.

“Bueno, la has escuchado hablar, ¿cierto? Yo fui el que hizo posible para ella que pudiera hablar de nuevo. Así que, ¿Qué dices? ¿Quieres darle un intento? Quiero decir, ¿tienes algo que perder?” Le intenté persuadir.

Si alguien fuera a preguntarme por qué intentaba tan duro el ayudarla y no simplemente la ignoraba, probablemente podría usar la excusa de que le estaba pagando por escucharla tocar, pero eso no era así. Yo sólo quería ayudar a la chica por que tenía el poder para hacerlo. Esta era una de esas cosas: Si tu tuvieras el poder de volar, ¿salvarías a un completo extraño de un edificio en llamas o le dejarías estrellarse en la tierra? Bueno, yo lo salvaría. Incluso lo podrías llamar un capricho.

‘¿Dolerá?’ Me preguntó después de un momento de duda.

“Si te duele, puedes decirle a Nanya.” Dije.

‘La profesora Nanya, ¿qué es ella para ti?’ Preguntó, pero entonces ella rápidamente borró lo que escribió.

Parpadeé sorprendió por la pregunta. ¿Quizá ella sólo estaba curiosa de por qué la aparentemente joven profesora tenía tanta influencia en mí? Pienso que era una buena pregunta…

Hm, Nunca pensé acerca de eso… ¿No es ella mi amiga? Ella es además una de las primeras personas que conocí en esta vida, pero… ¿sera eso?Me pregunté a mi mismo y en ese momento, sentí un golpe en mi corazón. Era el toque de una emoción, una que yo conocía bien. Era como… antes cuando… con Alina… Pensé, pero antes de que tuviera más de esa sensación, miré a la señorita draconiana levantando su tabla negra hacia arriba con algo escrito en ella.

‘Muy bien. Te creo’

“¡Ah! Ok. ¡Thon Or Non!” Canté el comando de voz para el hechizo [Hacer un esclavo].

La señorita draconiana no esperó mucho para aceptar el hechizo, pero ella vaciló cuando el tatuaje del collar de esclavo se formó alrededor de su cuello, brillando al igual que con Shanteya. Esto no duró mucho, pero cuando terminó, ella cuidadosamente tocó su cuello, buscando alguna herida peculiar.

“Absorber con todos los objetos en ella.” Dije y entonces ella se desvaneció.

Parte 2

La única cosa que quedó fue el estuche del violín, pero también lo absorbí. Miré al rededor por algún objeto que hubiera quedado y luego volé de regreso a mi cuerpo de cristal. Una vez ahí, entré en mi Mente Interna y la busqué.

Ella estaba despierta y parecía estar algo curiosa con respecto a donde estaba.

¡Ah! ¡Ahí estas! Yo soy Illsyore, el Dungeon Lord. ¡Es un placer el finalmente conocerte cara a cara! Me incliné de manera educada y le di un saludo típico.

Ella asintió en respuesta y me mostró una pequeña sonrisa. Era obvio que ella no tenía ni una expectativa y me miraba un poco confundida, probablemente porque yo lucía como un típico campesino humano con las ropas que traía. Bueno, eso realmente no me importaba.

Ahora voy a curarte. Pensé y con eso dicho, abrí su ventana de estadísticas.

[Nombre]: Ayuseya Drekar Pleyades < Nombre de esclava no seleccionado > esclava de [ Illsyore ]

[Especies]: Híbrido de Draconiano y un Verdadero Dragón

[Raza]: Oro

[Nivel]: 24

[Fuerza]: 37

[Agilidad]: 24

[Inteligencia]: 194 < No es afectada por la maldición >

[Energía Mágica]: 970-691 (279 máximo disponible)

[Regeneración de Energía Mágica]: 0.1 puntos por segundo

[Puntos Disponibles]: 0

[Skills] > ¿Mostrar Skills? S/N

[Puntos de Skill disponibles]: 0

[Lealtad]: Omniak Drekar Gladarash, Dios de los Dragones Antiguos

[Esposos]: Políticamente comprometida con Dankyun Alttoros

[Esclavos]: Ninguno

[Mascotas]: Ninguno

[Esbirros]: Ninguno

[Estadísticas Únicas] ¿Mostrar lista? S/N

[Estadísticas Únicas]

[Maldición de Mil Generaciones] <A través del sacrificio de 10000 inocentes, una maldición fue lanzada sobre la familia Pleyades para tener a todos sus niños sufriendo de vidas mortales y estadísticas disminuidas. Desventaja Pasiva -70% de estadísticas disminuidas. 1000 Generaciones de niños Mortales con vidas cortas < generación actual es la 298>. Años restantes: 7> ¿Quieres remover esto? S/N

[Maldición de Absoluto Silencio] <A través del sacrificio de 1000 lombrices comedoras de carne y forzando a la persona maldita a tomar los remanentes, una maldición fue lanzada sobre Ayuseya Drekar Pleyades para impedir que ella hable de nuevo. Si Ayuseya Drekar Pleyades habla, las lombrices se manifestarán en su garganta y por 5 minutos, ella sentirá el dolor de ser comida en vida. Si Ayuseya Drekar Pleyades intenta cantar, las lombrices se manifestarán en su cerebro y corazón y la asesinarán ¿Deseas remover esto? S/N

Alguien realmente no quería que tu hablaras. Esto es absurdo… Pero viendo todo esto… ¿Por qué te inscribiste en una Academia Mágica?Pregunté mientras regresaba mi mirada a ella.

‘Para escapar de Dankyun. No me gusta. Es un hombre malo.’ Escribió en su tabla negra.

¡Si el viene aquí y trata de hacer algo para llevarte de regreso, lo enviaré derechito a mi calabozo! Dije con una sonrisa confiada.

‘Gracias’ Ella escribió.

Entonces decidí remover la [Maldición de Absoluto Silencio].

[Remover la [Maldición de Absoluto Silencio] costará 2700 Puntos de Energía Mágica. ¿Deseas proceder? S/N]

Sí.

La energía mágica fue removida de mi pozo, e inmediatamente me sentí cansado y un poco soñoliento. Este era el efecto del repentino decaimiento de Energía Mágica, sin embargo, este no era tan malo. Esperé por un par de minutos para regenerar lo que había usado, entonces seleccioné la otra maldición.

[Remover la [Maldición de Mil Generaciones] costará 6490 Puntos de Energía Mágica. ¿Deseas proceder? S/N]

Hazme un favor, ¿Podrías? Después de que remueva esta maldición, déjame dormir por unos 10-15 minutos y entonces me despiertas. Este requerirá algo de energía mágica. Le expliqué cuidadosamente.

Ella asintió en respuesta.

Bien, entonces aquí vamos… dije y seleccioné Sí.

Mi pozo de energía mágica fue inmediatamente vaciado, dejándome con no más de 1180 Puntos de Energía Mágica. Por lo que experimente en el pasado, ya sabía qué tipo de efecto alterno me esperaba. Me golpeó como una roca. Desde la cabeza hasta la punta de los dedos de los pies, todo mi cuerpo estaba simplemente entumido, mi cabeza se sentía pesada, y apenas y podía mantener mis ojos abiertos. Aún quedaba un poco de energía mágica, así que tenía la esperanza de que no me desmayaría, pero el cansancio era increíble. Traté con todas mis fuerzas de mantenerme despierto mientras Ayuseya no tenía ni idea de que era lo que me pasaba. En general, la mayoría de los magos evitan gastar tanto, pero a causa de esta maldición, no había manera de que me librara de esto.

Cierto, me pude haber negado, pero después de haber leído esos detalles, no había manera de que hiciera tal cosa. ¿Castigar a mil generaciones por el error de una? ¿Quién podría ver algo tan atroz como justo? ¿Quién fue el que dijo que los que aún no habían nacido debían pagar por el crimen de sus familias?

Quizá por el hecho de que yo había nacido como un Rumano en el siglo 21 de la Tierra yo no podía aceptar una cosa así. Quizá en este mundo las maldiciones de esta magnitud y para incontables futuras generaciones eran cosas normales. Honestamente hablando, no me importaba. Yo lo veía como algo malo, injusto.

Al final, no me pude mantener despierto y me desmayé…

Cuando desperté, estaba en una posición más bien extraña. Estaba viendo a una draconiana sonrojándose fuertemente. Mi mejilla derecha me punzaba, y tenía un arrepentimiento persistente en mi corazón como si estuviera rechazando algo bueno.

¿Qué paso? Pregunté mientras reasumía una posición normal para flotar.

Ayuseya se puso roja como un tomate e inmediatamente miró a lo lejos. No estaba enojada, pero avergonzada.

‘Me tocaste.’ Ella escribió.

Mi cerebro empezó a hacer girar sus engranajes, y recordé la primera vez con Shanteya.

¿Tal vez te abracé inconscientemente cuando me desmayé? Pregunte inclinando mi cabeza a la izquierda.

Si lo hice, era algo normal para una señorita como ella el reaccionar de esa manera. Bueno, Nanya probablemente me hubiera golpeado en la cara, y Alina me hubiera golpeado en el estómago, pero fuera de ellas, Shanteya era la única que había actuado de una manera afectuosa.

‘Sí. Pero no me importaba.’ Ella escribió.

¿Huh? Parpadeé confundido.

Ella borró las palabras y escribió algo más en la tabla negra.

‘Deje que me abrazaras por un cuarto de hora. Tu sólo dormías.’

‘Pero’

‘Hace un momento tocaste mi pecho y lo apretaste.’

‘Lo siento. Sólo reaccioné.’

¿Yo qué? ¿Yo… yo qué? ¿Toqué… apreté? Dije un poco conmocionado y miré mis manos. ¿Entonces eso que sentía hace unos momentos fue?

Ahora una sola palabra estaba escrita en la tabla negra, la cual mi mente la tradujo como: ‘Ecchi…’

Aunque tengo que decir admitir que Ayuseya se miraba algo linda con su cola en frente de ella y mirándome con unos ojos avergonzados mientras escondía su cara detrás de esa tabla negra. Esto realmente podía hacer que el corazón de cualquiera palpitara, pero no el mio, des-afortunadamente.

Bueno, en cualquier caso, tus dos maldiciones ahora fueron removidas. Deberías ser capaz de hablar libremente. ¡Sólo inténtalo! Le dije con una gran sonrisa.

Parpadeó de la sorpresa mientras negaba rápidamente con la cabeza, haciendo que su hermoso cabello rojo se moviera a su alrededor.

‘Tengo miedo. ¿Qué pasaría si…?’ Rápidamente escribió en su tabla negra.

El dolor de 1000 lombrices come carne atacando tu garganta y muriendo de la tortura de ser comida viva si lanzas magia, ¿cierto? Eso ya no existe. ¡Créeme! Si sientes algo como lo que te dije antes, ¡Dile a Nanya! Reí y le mostré una sonrisa confiada.

Asintiendo una vez, Ayuseya puso su tabla negra enseguida de ella y luego tomó una gran bocanada de aire. Ella cerró sus ojos y habló.

G.. Gra… Gracias… y apretó su mano, agarrando su vestido con volantes.

¿Vez? No pasó nada, ¡tú maldición fue removida y lo mismo pasó con la otra! Le dije después de que pasara un minuto.

¿Quieres decir… te refieres a que esa maldición… la maldición que estuvo plagando a la familia real del Reino Teslov por generaciones también se fue? Ella me preguntó con lágrimas en los ojos.

Tuve un deja vu de la primera vez que curé a Shanteya. ¿Será que por alguna razón atraigo a lindas chicas mudas y malditas?

¡Sip! ¡Esa también se ha ido! ¿Hm? Espera, ¿qué? ¿Tú eres qué? ¿Familia Real? Pregunté sorprendido.

Un extraño escalofrío bajo por mi espina, y rogué por que hubiera escuchado mal.

Sí, mi nombre es Ayuseya Drekar Pleyades, una de los tres hijos del Rey Greytusk del Reino Teslov. Es un placer conocerle, Dungeon Lord Illsyore.Dijo con una gentil sonrisa.

Cuando ella dijo eso, recordé algo que Nanya me dijo una vez, el que mi sola existencia como un calabozo ‘Como un Dios’ podía cambiar el frágil balance político en los continentes Allasn y Tohrya. Tomando eso en consideración y el hecho de que Ayuseya era una princesa real del Imperio Teslov, a la cual salvé del intento de asesinato a menos que existiera otra de la cual yo no supiera aún, no estaba seguro de si había puesto a mi gran trasero de cristal en un problema de tamaño continental. Bueno, incluso si lo hubiera sabido de antemano, aun así, habría intentado ayudarla, pero probablemente primero le hubiera preguntado a Nanya y a los otros profesores.

Espera un minuto… ¿Acabo de esclavizar a una princesa real? * Suspiro *… En serio necesito ese libro de ‘Sentido común para tontos’… Dije.

Erm, ¿Sí? Me respondió con una linda sonrisa.

Leer Sin Conexión:

© 2017 - LightASPNovel V. 3.0EspañolEnglish