Capitulo 16

Leer Sin Conexión:

I was reincarnated as a Magic Academy!

Capítulo 16: ¡El secreto de Nanya!

Shanteya ayudó a Nanya a llevar a los hombres inconscientes a la enfermería de la Academia. Usando [Telekinezy], levanté a Rufus y las seguí de cerca. Estaba seguro de que no me libraría del sermón venidero, pero encargarse de las heridas de estos tres profesores venía primero. Y por lo que pasó con mi calabozo durante estos dos días, tendré que esperarme unos días para enterarme de ello.

¿Me harán destruirlo? Pensé mientras miraba hacia el suelo. ¿Hm? Noté algo peculiar frente a mí, era el redondo trasero de Nanya. Había dos hoyos en sus pantalones, revelando parte de una tentación prohibida. ¿Hm? Me quedé mirando intensamente a esos parches de piel que se revelaban frente a mí, mientras su lindo trasero se movía de derecha a izquierda al caminar. No puedo ver sus bragas…

Mi pervertida imaginación encontró una oportunidad de oro y empezó a imaginar todo tipo de fantasías y razones del por qué ella no estaba vistiendo unas. Para el momento en que me di cuenta de que me estaba yendo por una dirección algo rara, estaba a 20 centímetros de su lindo y redondo trasero.

Sacudiendo mi cabeza, traté de deshacerme de esos pensamientos, pero por el momento, estaba un poco excitado por ver a Nanya vistiendo una armadura deshecha que permitía ver suficiente piel como para hacer que un hombre aullara. La idea de que ella podría estar vistiendo sólo ESO me trajo un lote completo de pensamientos pervertidos dentro de mi inútil mente.

“Me pregunto si no trae.” Dije con una voz fuerte sin darme cuenta.

“¿Maestro?” Preguntó Shanteya confundida.

“Bragas. Nanya.” Contesté.

“¿Ara?” La el’doraw miró a la aparentemente joven chica.

Sus mejillas se tornaron rojas, apretó su puño en ira, y ordenó. “Illsy, vuela enfrente de nosotras. ¡AHORA!”

Tragué saliva e hice lo que se me dijo.

Yo y mi gran boca… Si no hubiera dicho nada, podría haber seguido disfrutando de la vista… Pensé y dejé salir un gran suspiro.

Después de que llegáramos a la enfermería, puse a Rufus en una de las camas vacías y fui a llamar a Paladinus y Zertan. Tenían que saber el estado en que se encontraban sus colegas. Hablando honestamente, me sentía un poco mal de que estuvieran en esa condición, pero al mismo tiempo, estaba feliz de que mi pequeño calabozo se las arreglara para causar problemas a unos rangos ‘Emperador’ justo desde el primer piso.

Una vez que los otros profesores llegaron, ellos empezaron a preparar algunas pociones para dárselas, pero Paladinus estaba intentando con todas sus fuerzas para no carcajearse cuando miró la cara de Tuberculus. Sin cabello en la parte de arriba de la cabeza, sin barba, ni cejas, lucía algo gracioso. Lo único que puedo imaginar para que terminara de esa manera, es que intentó manosear a Nanya mientras ella no miraba y terminó metiendo su cara en una de mis trampas de fuego.

Mientras ellos estaban haciendo eso, me quedé ahí mirándolos.

“¿Nanya?” Pregunté tímidamente.

“¿Qué pasa, Illsy?” Preguntó con un tono de voz cortante, sin voltear.

Sip, está enojada…

“Erm…” Miré a Paladinus y a Zertan, ellos no estaban escuchándonos. “Puedo curarlos con mi aura divina…” Le dije a ella.

“¿Aura divina?” Preguntó Nanya levantando una ceja.

“Tengo una que cura, pero ellos tienen que estar cerca de mi cuerpo de cristal. Escucha, siento mucho lo que ha pasado… No quería lastimar a ninguno de ustedes de esta manera. De hecho, pensaba que ustedes iban a pasar corriendo por mi calabozo y lo terminarían en cuestión de horas, tal vez menos… lo siento.” Dije con un tono de voz sincero.

“Illsy, no estamos enojados contigo… Más bien, es nuestra culpa por subestimar nuestras habilidades, especialmente Angius. Se supone que él es un Guerrero Berserker, pero fue vestido como un mago.” Rascó la parte de atrás de su cabeza. “Eres un Dungeon Lord algo poderoso, y ese calabozo, incluso si casi soy freída por él, ¡es increíble! Este realmente pone las habilidades de un aventurero a prueba, pero es mucho más de lo que nuestros novatos de la academia pueden soportar. Actualmente, apuesto un mes entero de mis galletas echas en casa a que ni uno de esos niños podría pasar el corredor de lava. Una cuarta parte de ellos apenas y pasarían las trampas de flechas y espinas. ¡Nyahahahaha!” Se carcajeó.

Paladinus y Zertan voltearon a verla.

“Asi que, fallé, ¿cierto?” Pregunté y miré al piso.

Era obvio que me había emocionado con construir mi primer calabozo y terminé convirtiéndolo en algo demasiado peligroso para los estudiantes de la academia. La mayoría de ellos apenas y eran rango ‘Principiante’, mientras el resto un débil rango ‘Intermediario’ o ‘Avanzado’.

¿Por qué no me di cuenta de este hecho tan obvio? Me pregunté mientras pensaba como todo mi trabajo se iría a la basura, pero entonces Nanya dijo algo que levantó mi espíritu.

“Con respecto al calabozo para los estudiantes, sí. ¡Definitivamente! ¡No quiero a ninguno de nuestros estudiantes entrando en esa sádica trampa mortal! Sin embargo, esto no fue hecho en vano. Podemos usar calabozos como este para probar a varios aventureros. Bajo tu cuidadosa supervisión y conmigo o un maestro de rango ‘Emperador’ actuando como guía para ellos, serían capaces de evaluar sus propios skills antes de ir a retar algún calabozo en otro continente, que mostrarán claras intenciones de convertirlos en carne molida.” Ella sonrió. “Esta es una buena manera de pagar nuestras deudas, ¿sabes? ¡Esto haría a la academia mucho más famosa!” Los aventureros de rango ‘Emperador’ realmente no tienen un lugar donde probar sus skills, especialmente desde que el Gran Imperio Paramanium declarara que el Calabozo Ancestral está bajo su protección. El más fuerte aquí, en el Reino Sharoya, actualmente eres tú, pero el oficial es uno ‘Demoniaco’ nivel 228 y está localizado justo al lado del océano. Es el único calabozo bajo el agua en el continente, pero mucho más débil que el que se encuentra en Paramanium.” Explicó sacudiendo su cabeza.

“¿Así es?” Parpadeé sorprendido.

“Sí, y quiero que continúes construyendo más niveles de este calabozo tuyo, pero la siguiente vez que entremos, iras con nosotros para advertirnos de las trampas y esas cosas. Al mismo tiempo, quiero que construyas otros que imiten diferentes razas de calabozos de diferentes niveles de dificultad. Yo estaré ahí para guiarte en lo que te estará y no estará permitido agregar en ellos, ¡así que no te preocupes de sobrepasarte de nuevo! Además, seré honesta contigo, ¡Illsy! Actualmente me siento un poco curiosa acerca de qué tipo de calabozo eres capaz de construir cuando llegues al nivel 100 o 200. ¡Nyahahaha!” Se carcajeó de nuevo y me mostró una brillante sonrisa,

¿Huh? ¿Qué? Pensé.

La sugerencia de Nanya me tomó por sorpresa. Estaba esperando que ella estuviera enojada conmigo o incluso que me forzara a destruir mi calabozo, pero en vez de eso, ella quería que me mantuviera trabajando en él e incluso que construyera otros. Me quedé sin palabras.

“¿Es el calabozo de Illsyore así de difícil?” Preguntó Paladinus quién había dibujado un bigote arremolinado en la cara de Tuberculus.

“¡Sep! ¡Es una verdadera pesadilla! Hace que tu sangre de aventurero hierva y te hace gritar por tu mami antes de que llegues al final. ¡Nihihihi! ¡Ah! Pero si quieres intentarlo, espera a que Illsy repare lo que rompimos dentro de él.” Dijo Nanya con una gran sonrisa en su rostro.

“¿Romper? ¿Qué rompieron?” Pregunté un poco preocupado.

“¡Nyahahaha! ¡Perdí la cuenta después de la vigésima trampa!” Dijo sacando el pecho como fanfarroneando por lo que había hecho.

“¿20? Ha… ha… mi pobre calabozo…” Sollocé e intenté no pensar acerca de lo que encontraría ahí al día siguiente.

“¡Oi! ¡Paladinus!” Dijo Nanya al viejo aventurero.

“¿Hm?” Él giró para mirarla.

“¡Olvidaste la monoceja!” Ella dijo mientras ponía un dedo entre sus cejas y entonces le mostró una sonrisa.

“¿Cómo pude olvidarlo? ¡Por los dioses! ¡Qué vergüenza doy!” Dijo Paladinus.

Parpadeé sorprendido y me pregunté de que estaban hablando, pero entonces miré al viejo hombre de 40 años, y una pequeña brocha empapada en tinta negra pintando una línea derecha en la cara de Tuberculus.

¿Enserio? Su amigo está ahí medio chamuscado por culpa mía, y ¿ustedes están dibujándole una monoceja y bigote en forma de remolino en la cara? Pensé, pero mirándolo de cerca, me pareció un poco gracioso y dejé escapar una pequeña sonrisa.

“¿No estará furioso cuando despierte?” Pregunté.

“¡Nah! ¡No es la primera vez! Además, es su culpa por poner tan poca Energía Mágica en su armadura.” Declaró Paladinus, que dibujo una monoceja del mismo tipo en Angius.

“Nanya, ya habías mencionado algo acerca de eso, pero ¿qué es esa armadura mágica de la que hablan?” Pregunté sorprendido.

En ese momento todos los que se encontraban consientes me miraron extrañamente, incluso Shanteya.

“¿Qué? ¿Dije algo raro?” Pregunté.

“¿Illsy? ¿Enserio no sabes acerca de la armadura mágica?” Me preguntó.

“Erm… ¿No? ¿Es algún hechizo?” Respondí.

“No, este es…” Paladinus trató de explicarme, pero Nanya levantó su mano, y él se detuvo.

“Illsy…” Ella dijo y tomó un respiro, “la armadura mágica no es un skill o hechizo, es el acto de infundir tú cuerpo con tu propia energía mágica. Esta actúa como una barrera contra cualquier tipo de ataques, sean de naturaleza mágica o física. Te puede ayudar a sobrevivir cuando es demasiado frío para soportar o tan caliente como para intentar entrar. Incluso puede purificar el aire que respiras y asegurar que no respires veneno, pero es para aventureros más avanzados.” Ella me explicó calmadamente.

“¿Huh? Entonces, ¿ese es el por qué todas tus ropas están quemadas pero tu cuerpo no tiene heridas?” Pregunté.

“¡Sí! ¡Lo tienes! ¡Incluso caí a la lava y no me derretí! ¡Nyahahaha! Pero estos tontos de ahí subestimaron el número de ataques y monstruos en el laberinto y terminaron de esa manera. El último jefe nos cayó de sorpresa creo… este era uno que usualmente podrías encontrar en el treintavo o cuarentavo piso de una Calabozo Ancestral.” Me dijo mientras se carcajeaba.

Al parecer Nanya estaba de buen humor. Era un poco raro, especialmente al ver lo enojada que estaba cuando salió de mi calabozo. Creo que su edad avanzada no era sólo para mostrar. Ella lucía como una joven, pero ella era una vieja ‘Bruja de la Tormenta’ de 543 años.

Espera un segundo… ¿No dijo ella en ese entonces que era de rango ‘Emperador’? Pensé mientras parpadeaba con sorpresa.

“Nanya…erm, antes, cuando nos conocimos… ¿No dijiste que eras una ‘Bruja de la Tormenta’ rango ‘Emperador’ de 543 años? Pero, ¿en realidad eres una ‘Como un dios’?” Le pregunté con un poco de cautela.

¡Acabo de recordar! No es una buena idea ni nada educado el preguntarle a una mujer su edad, pero… Pensé y tragué saliva.

“¿Ara? ¿Dije eso?” Dijo mientras rascaba su mejilla.

“Sí.”

“¿543 años? ¿Una bruja de la tormenta? ¡Pfft! ¡BUHAHAHA!” Paladinus rompió en una ruidosa carcajada, la cual despertó a Rufus.

“¡Bananas! ¡Ratas! ¡No! ¡Tengo que conquistar la silla y asechar el baño! ¿Eh? ¿Palomas?” Y después de su balbuceo incoherente, Nanya le tiró un libro a la cara, noqueándolo y enviándolo de regreso a su raro sueño.

“¿Eso era necesario?” Pregunté.

“No realmente, pero ¿tienen algún problema con eso?” Preguntó levantando una ceja.

Shanteya y Paladinus negaron con la cabeza, y yo sólo parpadeé sorprendido.

“Bueno, entonces… si no eres lo que dijiste que eras, ¿entonces qué?” Pregunté.

Nanya dejó salir un largo suspiro y mostró su cola. Era la misma que había visto antes, incluso tenía el mismo listón rojo atado como decoración en la punta, el cual no había sido tocado por la prueba en el calabozo.

“No soy una humana.” Dijo de manera franca.

“¿¡No me digas!? :v ” Dije, imitando cierto meme muy conocido.

Ella levantó una ceja. Fue mi única advertencia.

“De hecho, mi rango es ‘Como un dios’ en magia de apoyo. Y por mi edad, tengo 147, y no 543… Esos números debieron ser un claro indicativo de que estaba mintiendo.” Ella encogió los hombros calmadamente. “Y por lo que soy, bueno… ¡sólo digamos que es complicado! ¡Nyahahaha!” Se carcajeó mientras agitaba su cola.

Mirándola de cerca, me di cuenta de que esta estaba cubierta por suaves escamas negras en forma de ‘V’ y se afilaban al final. El listón rojo se veía algo fuera de lugar, creo.

“Nunca nos dirás lo que eres, ¿huh?” Preguntó Paladinus.

“¡Es un secreto!” Ella le mostró la punta de su lengua.

¡Linda! Pensé por un momento.

Mirando a su cola y recordando algunas historias que leía cuando estaba en la Tierra, me inclinaba a creer que ella probablemente era de una raza secreta muy especial, ¿quizá una discriminada por los habitantes de este continente?

Como sea, Nanya aún era mucho más vieja que yo y probablemente que cualquiera en esta habitación, pero si tuviera que adivinar, diría que era una humana hibrida de algún tipo. El saber eso no hizo que la viera de otra manera. No tenía problemas con Shanteya siendo una el’doraw tampoco, después de todo, yo dormía en sus brazos casi todas las noches.

“Pero oye, no le digas a nadie acerca de esto.” Ella me sonrió de regreso, pero sostenía una mirada triste en sus ojos.

Me pregunto si ella está preocupada que la gente la mire diferente si encuentra cuál es su verdadera identidad. Pensé y le dije con una voz colmada, “Yo no lo haré.”

“Gracias.” Me mostró una brillante sonrisa.

Después de eso, continuamos curando a los tres viejos. Las pociones de Zertan hicieron el trabajo y mientras Nanya no decidiera jugar a golpear al topo con ellos, ellos estarían consientes.

Para mi sorpresa, me encontré con que a pesar del terror que pasaron en mi calabozo, ellos no albergaban ningún rencor. Por otro lado, Paladinus tenía que irse rápidamente, antes de que Tuberculus y Angius descubrieran sus obras de arte.

Con eso, el incidente referente a la primera vez que exploraban mi calabozo había terminado. No hubo víctimas a excepción de la barba y cejas de Tuberculus, pero su sacrificio no fue en vano, probablemente… quizá… sí, lo fue. Al final, ¡pude ver el traserito desnudo de Nanya! ¡Arrrg!

Leer Sin Conexión:

© 2017 - LightASPNovel V. 3.0EspañolEnglish