Capitulo 10

Leer Sin Conexión:

I was reincarnated as a Magic Academy!

Capítulo 10: Reporte de Illsyore

El sol se estaba poniendo, y las clases ya habían terminado. Mirando por la ventana, dejé salir un largo suspiro.

“¿Hay algún problema, maestro?” Me preguntó mi hermosa esclava el’doraw, Shanteya.

Estaba parada a la entrada del baño de chicas del primer piso. Con una escoba en la mano y vistiendo un vestido de sirvienta que Nanya le había dado, ella lucía como la hermosa maid elfo de grandes pechos que se ven muy comúnmente en animes y mangas. El sólo pensar que puedo ordenarle hacer lo que me plazca, hace que mi pervertida mente llegue a nuevos niveles.

¡Cerebro malo! ¡Malo! Necesito enfocarme por ahora, no fantasear, quizá… si llego a ordenarle hacer algo como eso, estoy seguro de que Nanya y Tuberculus enviarían mi lamentable cristal al calabozo, donde debería estar. Dejé escapar un suspiro de nuevo y miré otra vez a Shanteya. Le contesté “Sólo pensaba en lo rápidas y pacíficas que fueron estas dos semanas que pasaron…”

“¡Claro, maestro! Después de todo, el otro día yo les informé apropiadamente a todos los profesores de aquí a que cosas prestarles atención. Mientras los asesinos no vean aperturas, no se atreverán a atacar. Además, maestro, ¡Ha triplicado el territorio de su calabozo! Incluso si fueran a atacar, usted podría sentirlos muchísimo antes de que lleguen a este edificio, dándonos mucho tiempo para organizar un contraataque.” Dijo Shanteya con una mirada orgullosa en su rostro.

“Cierto… Puedo sentir los monstruos que ocasionalmente intentan escabullirse, pero Nanya u otro maestro se encargan de ellos. Pero aun así…” Dejé salir otro largo suspiro.

“¿Qué pasa, maestro?” Ella me preguntó con una voz preocupada.

“No me quejo de ello, pero… ya sabes… ¿Por qué el trabajo más importante que he tenido hasta ahora ha sido repara paredes rotas? ¿Y ahora esto?” Pregunté levantando un destapa caños y un cepillo de metal con un mango muy largo.

“¿Porque los monstruos Merion taparon los sanitarios y usted destruyó las tuberías?” Me contestó un poco confundida.

“Fue un accidente” Contesté levantando un poco la voz.

“Me disculpo, maestro.” Dijo Shanteya rápidamente mientras bajaba las orejas e inclinaba su cabeza, creyendo que había hecho algo mal.

“No, lo siento… ¡Ugh! No necesitas disculparte, tienes la razón, fue mi culpa… pero, ya sabes… ¡Estos pequeños insectos de pelo negro me asustaron cuando salieron de esa forma de las tuberías! ¡Pensé que estábamos bajo ataque!” Me expliqué, y desafortunadamente, no podía estrellar mi cabeza en la pared.

Los Merions eran unos pequeños, negros, peludos, redondos, e hiperactivos monstruos. Algunos mundos tienen Limos y Duendes, este tenía Merions. Monstruos fáciles de matar, fáciles de capturar, fáciles de domar, y uno de los más desagradables en todo el Reino Shoraya. Eran pequeñas criaturas desagradables que vivían en las alcantarillas de las ciudades y se alimentaban de todo tipo de desechos. En cierto modo, eran una gran ayuda, pero cuando estaban en época de apareamiento, su reproducción era peor que la de los conejos. Al principio, sólo teníamos cuatro, desafortunadamente, Tuberculus compró tres hembras y un macho en vez de todos machos o hembras. En este momento teníamos cerca de cien de ellos. Las tuberías se taparon con su pelo y el atraparlos no era un trabajo fácil. Los pequeños insectos eran rápidos y brincaban por todo el lugar.

¡¿Quién iba a pensar que yo, un Dungeon Lord ‘Como un dios’, se iba a asustar de estas pequeñas cositas patéticas?! *Suspiro*… Otra vez, el error fue mío por lanzar ‘bola de fuego’ con 500 Puntos de Energía Mágica en él. Nota personal: ¡Metano más fuego no es una buena combinación! Pensé mientras continuaba tallando y destapando las tuberías de lo que quedo de los monstruos.

Cuatro horas después, finalmente terminamos, al menos con dos baños. Al día siguiente fuimos por el segundo round de nuestra labor de tallado. Era sábado, así que debía terminar antes de que los estudiantes regresaran el día lunes. Encontrar los baños cubiertos en pelaje de Merion no sería algo placentero, especialmente desde que algunos de los estudiantes se decía que eran delicadas señoritas.

“Digamos que ya es noche…” Dije con un bostezo y tirando el cepillo y el destapa caños.

“Como desee, maestro.” Dijo la hermosa sirvienta el’doraw.

Como un gentil caballero, la encaminé a su habitación. Aunque estaba en contra de esto, Tuberculus decidió que Shanteya dormiría en el mismo cuarto que su otra maestra: Nanya. De ese modo, ninguno de los maestros se quejaría, y los nobles estudiantes se sentirían seguros.

“Buenas noches, Shanteya.” Dije.

“Buenas noches, maestro.” Dijo Shanteya, quien se agachó formando un arco hacia mí de manera educada y después cerró la habitación.

Si no hacía ruido, podría haber entrado al cuarto y mirarla desvestirse. Ver a una amorosa sirvienta elfo quitarse lentamente sus ropas frente a tus ojos es el sueño de todo hombre, ¿cierto? Desafortunadamente, tenía que ser el idiota con principios, así que me fui y deje que mi imaginación me agobiara con las cosas que podría haberme perdido.

Después de confirmar el perímetro una vez más, regresé a mi cuerpo de cristal y dejé escapar un profundo suspiro.

“¿Es así como será mi vida de ahora en adelante?” Me pregunté mientras miraba el piso.

Resultó ser que, aunque tuviera un cuerpo de cristal, aun necesitaba mi sueño embellecedor. Así que, cuando todos iban a la cama, yo también regresaba a mi Mente Interna. Si algo peligroso entrara en mi territorio, mi habilidad me dejaría saber de inmediato acerca de eso. Además, este ahora tenía casi 3 km de radio, con más o menos 100 m.

Pensando en el pasado, realmente extraño jugar en mi PC, navegar en la red, mirar las últimas series de TV, leer algunas novelas web y mangas. No puedo decir que no era feliz en mi vida pasada… *Suspiro*, y casi terminaba ese juego también… y ¿qué pasó con mi progreso? ¿Mis niveles? ¡Mis juegos grabados al 100%! Pensé, mientras lentamente, la depresión se apoderaba de mi corazón.

Para deshacerme de mis demonios, sacudí mi cabeza y pensé en lo que había pasado durante estas últimas dos semanas. Había un montón de cosas que quería intentar en este mundo, pero mi nivel era bajo y mis formas de aumentar mi nivel eran limitadas. Para subir de nivel, necesitaba matar intrusos en mi calabozo, fueran monstruos o no. Lo más fuertes que fueran, lo mejor, pero también podía irme por el más lento y más pacífico proceso de construir cosas y consumir los sobrantes de energía en mi territorio. Básicamente, entre más hechizos usaran los estudiantes y maestros, era mejor para mí. La desventaja era la lista de reparaciones…

Durante la primera semana, puse Energía Mágica dentro del Territorio de mi Calabozo cada que no tenía nada que hacer. Este alcanzó su tamaño actual en solo tres días. Dejé de hacerlo porque temí no poder controlarlo bien. Después de eso, practiqué haciendo cuartos bajo la tierra. Ellos nunca dijeron nada acerca de construir laberintos bajo tierra. Por supuesto, el mío sólo era unos pocos cuartos a 10 metros bajo tierra. No había trampas ni círculos de invocación ahí. Básicamente, era un área cerrada a la cual sólo moles tenían acceso.

Por otro lado, durante las pasadas dos semanas, también aprendí algo nuevo, aparte de que Nanya favorece las bragas blancas. ¡Ahem! Primero que nada, mi especie y todo: Yo era un Dungeon Lord ‘Como un dios’, no un núcleo de calabozo. Segundo, todas las estudiantes de la academia eran voluptuosas señoritas que pasaban de los 18 años de edad y menores de 24. Solo elfos, draconianas, y demonizas eran un poco más viejas. Y por los hombres, con ellos era igual. La academia mágica era un área de sólo adultos, lo que en pocas palabras significaba… ¡Podía espiar sus amorosas montañas y colinas todo lo que quisiera! ¡No eran menores! ¡No había restricciones! ¡Era perfecto! Desafortunadamente, yo era en parte caballero… Como un formado ciudadano de Rumania, mi moral y ética no me permitían caer tan bajo como para espiarlas mientras se cambiaban o se bañaban. Si ellas estuvieran en algún tipo de relación conmigo, entonces estaba seguro de que lo haría gritando ‘¡Banzai!’, pero no era así. Que desafortunado soy… Era invisible. Nadie podía detectarme. Un paraíso de montañas y valles estaba justo a una pared, y ahí estaba yo llorando a causa de los principios de otro mundo.

Tuberculus, por otro lado, no tenía dichas restricciones…

Durante la segunda semana, después del fallido intento de asesinato, lo encontré asomándose detrás de los dormitorios en lo obscuro. Sin decir ni una palabra lo seguí. El viejo encontró un lugar muy decente para asomarse y espiar al baño de chicas. ¡La vista era maravillosa! Todos esos valles altos y bajos, la suave piel gentilmente tallada por las manos puras de señoritas. ¡Era el paraíso! Desafortunadamente, tenía que jugar mi parte de caballero. Después de tomar un laaaaaaargo y buen taco de ojo, encontré a Shanteya y Nanya. Las dos lucían tan hermosas y deslumbrantes juntas, pero pensando que el viejo pervertido podía ver lo mismo que yo, por alguna razón me irritó.

Como un mal actor, le hablé como si no tuviera idea de lo que estaba pasando “¿Oh? ¡Director Tuberculus! ¿Pero qué está haciendo por aquí? ¿Se rompió algo en el baño de señoritas?”

“¿Huh? ¿Dungeon Lord?” Preguntó sorprendido.

“Todos y cada uno de ustedes… MUERAN!” Gritó Nanya mientras lanzaba ‘bola de fuego’ hacia el vejestorio.

Sonreí un poco complacido cuando miré al viejo volando por el aire unos píes más allá de la ventana. Desafortunadamente, sobrevivió. Al día siguiente descubrí que no era la primera vez que lo hacía.

“¿Illsy? ¿Estás aquí?” Gruñó Nanya mientras miraba a la ventana, con el pecho desnudo.

“¡Nanya! ¡Tienes la aprobación de la Santa Diosa de las Grandes Tetas!” Dije con una sonrisa en mi cara invisible y los dos pulgares alzados.

No eran tan grandes como los de Shanteya, pero seamos sinceros, una mujer hermosa es hermosa sin importar el tamaño de su copa.

Más tarde en ese día, recibí una grieta en mi cuerpo de cristal como el resultado del puñetazo de Nanya… Dolía.

Continuando…

En la Academia Mágica, usualmente las clases empezaban a las 10am y continuaban hasta las 4pm. A las 10pm, todos estaban en los dormitorios excepto los patrulleros en turno. Había un jardín detrás del edificio principal de la escuela, donde la mayoría de los estudiantes gastaban su tiempo charlando o leyendo. Viernes, sábado, y domingo eran días libres en que se les permitía a los estudiantes salir de la escuela y visitar las ciudades cercanas. La academia estaba algo lejos, a unas dos horas a caballo del asentamiento humano más cercano: Ciudad Therion. Hablando de eso, yo escuchaba el nombre de los días al igual que lo hacía en la tierra, pero sus nombres aquí eran diferentes: Parus, Neyon, Elu, Shian, Ey, Eya, Eyabi.

Cuando descubrí este pequeño hecho, hice un poco de investigación. Aparentemente, gracias al proceso de reencarnación, mis tres idiomas principales se habían fusionado. Pensaba más que nada en ingles debido a que me metía mucho en los juegos, películas, y series de TV. Rumano lo dejo de lado por motivos complicados, como la creación del Universo visto desde un punto de vista filosófico o de los ojos de una pato sobre un barril. Y por el japonés, aunque no leía nada en Kanji, Hiragana, o Katakana, leía los honoríficos muy seguido. El idioma Shoraya también tenía honoríficos similares, pero más pocos. Entonces, yo tenía -san, -sama, -chan, y -kun, sin embargo, yo solo podía escucharlos si quería. En todos los demás casos, no los escuchaba o los escuchaba en su idioma original. Cuando se trataba de la palabra ‘maestro’, nunca cambio al ‘goshujin-sama’. Los honoríficos en el idioma Shoraya eran ‘Les’ para ‘-kun/-chan’, ‘Tera’ para ‘-san’ (o al dirigirse a alguien mayor), ‘Leir’ para ‘-sama’ (o siempre que se dirigía a alguien de linaje noble), ‘Kenyar’ para Señor (El otro significado era caballero), y ‘Zerun’ para Maestro.

Cuando traté de forzar a mi diminuta y única célula cerebral para que usara los honoríficos Shoraya, terminé teniendo un horrible dolor de cabeza y accidentalmente invoqué las bragas de Nanya de nuevo. Ella estaba en medio de una clase, así que la leve brisa la hizo poner más cuidado en sus movimientos y se puso nerviosa. El hecho de que traía un vestido que llegaba solo a sus rodillas no le hizo ni un favor. Sin más que decir, me agradeció propiamente ese mismo día con dos golpes a mi cuerpo de cristal. ¡Las grietas que me hizo dolían como un [beep] [beep] en los [beep] [beep]! Afortunadamente, tenía la energía suficiente para curarme, no hizo falta ni un hechizo, solo tenía que enfocarme en las grietas, y eso era todo. No me quejé para nada, creo que en verdad lo merecía.

Creo que así es como gastaba la mayor parte de mis días en la Academia Mágica. Cada que un estudiante destruía algo debido a que él o ella estaba practicando su magia, yo terminaba siendo mandado por Tuberculus o Nanya. Cuando no tenía nada que hacer, trabajaba en mi proyecto del laberinto secreto. Y por Shanteya, ella estaba pegada a mi cuerpo de cristal la mayor parte del tiempo, incluso cuando yo no estaba ahí sino discurriendo por los alrededores. Actuaba como una verdadera sirvienta, incluso vestía el traje. Aparentemente, este era su nuevo trabajo oficial: una sirvienta al servicio de Illsyore, el Dungeon Lord de la Academia Mágica Fellyore. No era una esclava, era una sirvienta, además, ordenes lascivas estaban estrictamente prohibidas. Además, de vez en vez, me encontraba escuchando algunas de las clases tratando de aprender nuevos hechizos, así fue como aprendí [Puño de viento], un hechizo simple con el cual podía crear una pequeña brisa. Si agregaba 1000 Puntos de Energía Mágica, pop, ¡Se convertía en un huracán! Shanteya no me dejó intentarlo…

La parte interesante acerca de todos estos hechizos es que yo no necesitaba usar cantos complicados, solo el comando que se encontraba en mi lista de habilidades. Después de eso, solo ponía en ellos la cantidad de Puntos de Energía Mágica que quería. Estas dos cosas al parecer no me aplicaban solo a mí. Aparentemente, Nanya también podía lanzar hechizos sin usar cantos complicados y largos e incluso solo les infundía energía mágica. Ella no usaba puntos, sólo sentía la cantidad. Esto era como llenar un vaso con agua a ciegas. Después de varios intentos, puedes notar por el peso y por el sonido que se está llenando. Shanteya podía incluso usar cantos a medias, es decir, podía acortar los cantos de los hechizos. Técnicamente hablando, todos podían alcanzar el nivel de Nanya si practicaban lo suficiente para poder sentir mejor sus hechizos. Era común que los humanos murieran viejos antes de lograrlo, aunque fueran prodigios. Y por mí, yo era el idiota con suerte que eligió la raza ‘Como un dios’….

Y con esto, su servidor, el Dungeon Lord Illsyore, y que, para que lo sepan, no es una chica, formalmente terminó este reporte referente a sus primeras semanas como una Academia Mágica… Pensé mientras recordaba los días pasados.

“¿Illsy? ¿Has visto a Tuberculus? Quiero recordarle que es lo que les pasa a los huesos viejos cuando los llevas por el mal camino.” Dijo la aparentemente joven maestra mientras entraba a mi habitación.

“Emm… La maceta de flores a la izquierda, debajo del pasillo.” Respondí después de hacer una rápida búsqueda por el Territorio de mi Calabozo.

“Gracias.” Me dijo con una sonrisa. “¡Oh! Mañana en la noche beberemos un poco, solo los maestros. Shanteya irá conmigo, y me gustaría que construyeras algo agradable, afuera en el llano, con una buena vista del cielo. ¿Puedes hacerlo?” Me preguntó.

“Seguro, ¿Cuál es la ocasión?” Pregunté sorprendido.

“Tuberculus está embarazado de mi bebé. Después hablamos, ¡tengo que destruir a un vejestorio por espiar a las chicas en los vestidores, de nuevo!” Dijo Nanya antes de irse.

“Ya veo, que hermoso… Hm, entonces Tuberculus es… ¡Espera! ¿Tuberculus? Que ra…” Mi cerebro no pudo procesar la información.

Sé que este es un mundo de fantasía, pero… ¡Nah! ¡Nanya me está tomando el pelo! ¿Cierto? ¿Cierto? Me pregunté mientras miraba la puerta abierta. En algún lugar en el edificio se escuchó una ruidosa explosión seguida de los gritos de dolor que provenían de un viejo pervertido.

Leer Sin Conexión:

© 2017 - LightASPNovel V. 3.0EspañolEnglish